Imprimir esta página
04
Abril

Fallece Jesús Picatoste, patrono de la Fundación

Sábado, 04 Abril 2020
Publicado en Presentaciones

Jesús Picatoste falleció el 3 de abril, en el Hospital de la Cruz Roja, de Madrid, tras combatir una prologada enfermedad que le hizo pasar por el quirófano en varias ocasiones en los últimos años.  Había nacido en Madrid en 1940. Titulado por la Escuela Oficial de Periodismo, fue corresponsal en Roma y Vaticano de “Diario de Barcelona” y del diario “Madrid”, donde era redactor jefe cuando fue cerrado por el Gobierno. Redactor jefe de “Blanco y Negro”; cronista para “ABC” desde Nueva York. Ha dirigido diversos semanarios: “Mundo Joven”, “Gaceta Ilustrada”, etc. y la agencia Imagen Press. En RTVE fue coguionista del magacín “Estudio Abierto”, director del Gabinete Técnico de la Dirección General, el período de Fernando Castedo,  y director de Relaciones Exteriores, en la etapa de dirección de Pilar Miró. En Presidencia de Gobierno, fue director general de Relaciones Informativas y segundo portavoz del Gobierno de Adolfo Suárez. Fue profesor de Comunicación e Imagen en el Instituto de Directivos de Empresas. Autor del libro “Un soldado de España. Conversaciones con Manuel Gutiérrez Mellado”. Fue directivo de la APM en varias etapas, la última desde 2011 hasta noviembre de 2019.

 

 

Jesús Picatoste, el pundonor de un periodista

 

Jesús Picatoste (Madrid 1940) murió anoche victima de una dolencia contra la que llevaba años luchando de manera ejemplar. El Pica era un periodista de cuerpo entero entregado al oficio al que se incorporó en años difíciles, bajo leyes como la de 1938, inspirada por Ramón Serrano Suñer, y la de 1966, alentada por Manuel Fraga Iribarne, que proclamaba la libertad en su artículo primero y disuadía de ejercerla en el segundo. Jesús no tenía madera alguna de provocador, pero atesoraba ese pundonor que induce a respetar los cánones de la profesión. Y en la Prensa sólo le valieron los méritos personales acreditados, sin ventajas ganadas por compañero de pupitre, de quince bajo la lona ni de tortilla compartida.

Cuando se inicia la nueva etapa del diario MADRID, ya llevaba algún tiempo en esa redacción el Pica y también había servido a distancia como corresponsal en Roma. A su regreso, conectó bien con los periodistas que habían ido aterrizando en el caserón de General Pardiñas esquina a Maldonado con el propósito de llevar a las páginas del periódico lo que sucedía, por ejemplo, en los ámbitos estudiantil y laboral, únicos bancos de prueba de las fuerzas democráticas.

Tuvo responsabilidades periodísticas relevantes como redactor-jefe del semanario “Blanco y Negro”, director del semanario “Mundo Joven”, de “Gaceta Ilustrada” y de la agencia “Imagen Pres”. También dirigió el “ABC de las Américas”. En RTVE fue coguionista del magacín “Estudio Abierto”. La noche del febrero de 1981, fue Jesús Picatoste quien pilotó la grabación del rey Juan Carlos con la que se dirigió por RTVE a los españoles. Cuando termine la actual clausura sus compañeros del diario MADRID y de tantos otros emprendimientos periodísticos se han comprometido a convocar una sesión in memoriam para acompañar a Isabela su mujer y rendir al Pica el tributo profesional que merecía.

por Miguel Ángel Aguilar (El País, 6 abril 2020)

 

Un maestro del oficio de contar noticias

 

Fue uno de los periodistas más reconocidos de nuestro país sobre todo en la etapa final del franquismo y la Transición. Trabajó en medios como el diario ‘Madrid’, ‘ABC’ o TVE. Fue segundo portavoz del Gobierno de Adolfo Suárez y directivo de la Asociación de la Prensa de Madrid hasta 2019

La pandemia nos está privando de demasiadas cosas. De amigos, de parientes, de vecinos, de entierros, de funerales y de abrazos. Pero no debe dejarnos sin necrológicas. Los periódicos se adelgazan y buscan imperiosamente un hueco en los quioscos que resisten ante la ausencia obligada de compradores. A los que hemos vivido para la prensa escrita, esta escasez es una incomodidad añadida, una penitencia más. Por ello pienso que al periodista Jesús Picatoste (Madrid, 1940) debemos acompañarlo en su despedida, con los adioses que se merece.

Una necrológica no es más que un abrazo final, la última muestra de afecto, el reconocimiento a una trayectoria. Recuerdo que Jaime Campany ganó un Cavia con una necrológica dedicada al gran César González Ruano. Creo que se titulaba César o nada. Tardó en escribirla, él, que era un rayo con la pluma, toda una noche. Y decía: «Muerto César, a mí las necrológicas se me dan como a nadie».

La gente de mi generación, que está ya al final de la partida que la muerte siempre nos gana a todos, empezamos a ser materia necrológica obligada. Hace nada, despedimos a Pepe Oneto, cuya imprevista desaparición nos dejó consternados. Pepe era, como Jesús Picatoste, con el que coincidió en el diario Madrid, uno de los nuestros. Uno de los muchos que, aceptando el inexorable paso del tiempo, y creyendo, con el Neruda juvenil, que «nosotros los de entonces, ya nos somos los mismos», pensábamos que este oficio no se abandona nunca.

Jesús Picatoste ejerció hasta el final esta tarea humilde que los políticos aparentan respetar, siempre que los gacetilleros esperen en la puerta de servicio. El periodismo no es gran cosa, ya lo sabemos, no es más que el minutero de la historia, la literatura escrita a toda prisa, el afán impertinente por contar lo que pasa. Pero, a veces, el periódico, como en la célebre definición de Arthur Miller, consigue ser una nación hablándose a si misma.

Titulado por la Escuela Oficial de Periodismo, fue corresponsal en Roma y El Vaticano. Picatoste tuvo esa obsesión por la información desde muy joven. En Madrid, donde nos conocimos, era un personaje muy relevante con autoridad y experiencia. Su aliento era el más joven de una redacción entonces veterana, que se iba renovando aceleradamente. El Madrid dirigido por Antonio Fontán, representó, como apuntó M.A. Bastenier (otro grande que se nos ha ido) al reseñar la biografía de su director, «el tránsito entre un periodismo bajo la dictadura y la libertad de expresión que estalló con los años 80». Lo de siempre: la lucha de la paloma y el leopardo, la libertad y la censura. Jesús Picatoste fue esencial en este tránsito: se hacía cargo del pasado del periódico sin renunciar a la nueva aventura. Era un chico respetado por los mayores y un veterano para los nuevos.

Tras el cierre de aquel periódico, Picatoste, como la mayor parte de los redactores súbitamente condenados al silencio, navegó por otros mares y siguió dejando su huella de experto periodista en otros muchos ámbitos. Entre ellos, en el de ABC de las Américas, una ambiciosa singladura editorial que posibilitó nuevos lazos periodísticos, culturales y sociales, en el mundo hispanoamericano.

Después trabajó en escenarios diversos. En TVE, por ejemplo, fue coguionista del magacín Estudio Abierto, director del gabinete técnico de la dirección general (etapa Castedo) y director de Relaciones Exteriores, bajo la dirección de Pilar Miró. Y, en la Administración, fue director general de Relaciones Informativas y segundo portavoz del Gobierno de Adolfo Suárez.

Pero nunca olvidó su compromiso con el espíritu del Diario Madrid, de cuya Fundación era uno de sus patronos, activo y resistente. Agarrado a un bastón, asistía atento a todas las reuniones y actividades de la casa, y mostraba su respaldo a una causa que es la más gratificante del periodismo: la de la verdad. Ahora que vivimos confinados, como los habitantes de Orán en el siglo pasado, según cuenta Albert Camus en su libro, conviene recordar lo que el jesuita Padre Paneloux le suelta a los aterrorizados fieles en el oficio delicioso celebrado para implorar la misericordia divina frente a la peste: «Hoy la verdad es una orden».

No hacen falta epidemias para que triunfe la verdad. Algunos periodistas como Jesús Picatoste lo han sabido siempre. Y han jugado sin miedo ante el ajedrecista que siempre gana.

Jesús Picatoste, periodista, nació en 1940 en Madrid, donde murió el 4 de abril de 2020.

por Miguel Ángel Gozalo (El Mundo, 7 abril 2020)

 

Visto 921 veces
Valora este artículo
(2 votos)
Utilizamos cookies de terceros que analizan de forma estadística el uso que hace de nuestra web para mejorar nuestros contenidos. Puede obtener más información en nuestra política de cookies.
Más info Aceptar